viernes, 18 de agosto de 2017

Mestizaje

“Cruce de razas distintas y conjunto de individuos que resultan de este cruce”.

Ayer fue un día de un intenso reflejo del mestizaje. Mérida o Barcelona eran un claro ejemplo de lo que pretendo decir.

Arcángel, un cantaor racial y comprometido, nos proponía la fusión de su flamenco y unas hermosas voces femeninas del centro de Europa, concretamente búlgaras. Una bellísima y afortunada puesta en escena hacía las delicias de un público entregado que abarrotaba el Teatro romano de Mérida.

Como prueba de esa expresión mestiza del flamenco que se nos ofrecía, se evocó a Enrique Morente, en la persona del director de la coral, o se interpretó una rotunda versión de “La leyenda del tiempo”, esa magna obra con la que el legendario Camarón de la Isla nos indicó el camino por donde debía fluir el flamenco: un flamenco que mestizaba con otras formas musicales.

Antes de Arcángel había estado en el escenario la fadista Kátia Guerreiro para cantarnos y contarnos que el fado, música universal, también combina y mezcla con otras formas y orígenes musicales.

En aquellos bellos momentos de explosión musical, explosión musical mestiza, se nos estaba sobrecogiendo el corazón y revolviendo las tripas con la barbarie que se estaba produciendo en Barcelona; una Barcelona universal y mestiza que es un balcón al mundo, muy a pesar de algunos localismos trasnochados que intentan cambiar la evolución de una sociedad que quiere vivir en conjunto, en armonía y mezclada.

El mundo, por una serie de motivos buscados o encontrados, camina y ha caminado con la suma de las distintas razas; razas que aportan su forma de entender el mundo en función de su educación o de la fe que profesan.

Estamos obligados a buscar puentes de entendimiento, expulsando a los intolerantes; puentes que deben promover y buscar lo más hondo que debe tener el ser humano: la búsqueda de la felicidad.

Nacimos para ser felices; pero felices con la gente que nos rodea, con la gente que puede y debe, con sus luces y sombras, hacernos crecer y avanzar. ¡Ninguna cultura es la mejor!

La tolerancia, el afán de mejorar (no una mejora efímera y lúdica) y el respeto a la multiculturalidad deben ser nuestro camino y empeño. ¡Esforcémonos para que todos trabajemos en esa dirección!

Arcángel y todos los buenos músicos que ayer le acompañaron en el escenario de Mérida, seguro que trabajaban en ese empeño a pesar de los barbaros que nos desangraban y desunían en Barcelona.

Que la música, mestiza o no, ayude en ese camino que comento.

martes, 15 de agosto de 2017

Una fotografía intimista y reflexiva

Terminamos la jornada con una fotografía realizada hace un par de días. Una fotografía intimista y reflexiva.

Intimista al estar realizada en el ámbito familiar: la mesa camilla como elemento catalizador de lo que se quiere expresar.

Reflexiva al jugar con una doble imagen, la de la televisión y la de su reflejo en el cristal de la mesa camilla; también con esas gafas que no miran a la televisión sino al espacio desde el que se fotografía.

La televisión es el elemento enfocado, las gafas a pesar de su primer plano están ligeramente desenfocadas. Pero, ojo, el foco del conjunto no está en la televisión y sí en lo que no se ve; hacía donde las gafas dirigen su mirada.

¿Lo cogen? Yo, de momento, tampoco. ¡Estoy en ello!

Buenas noches.

Noah Howard, At Judson Hall

El cambio de Rea a Howard es descomunal; pero era lo que ahora me apetecía: un jazz más conceptual y reflexivo. Por cierto, el pianista de la grabación, Dave Burrell, seguro que habrá sido referencia de Danilo Rea.

Estamos ante una grabación para la italiana Base Record, de octubre de 1966, realizada en el Judson Hall de NYC que se adentra por los terrenos del free jazz.

La formación es la siguiente:

Bass – Norris Jones
Cello – Cathrine Norris
Percussion – Robert Kapp
Piano – Dave Burrell
Saxophone, Bells – Noah Howard
Trumpet – Ric Colbeck

Y los temas:

01. This Place Called Earth
02. Homage To Coltrane


Omaggio Alle Canzoni Del Sessantotto

Una grabación a la que vuelvo una vez tras otra. ¡Cosas de los años!

Danilo Rea (piano), Enzo Pietropaoli (double bass), Fabrizio Sferra (drums) y Paolo Fava (trumpet en tracks 13).

Grabado en la Casa del Jazz, Roma, Italia, un 20 de febrero de 2008.


Repasando la discoteca: Show Time

Grabación del 10 de agosto de 1987 a nombre de Arnett Cobb, Dizzy Gillespie y Jewel Brown para un Fantasy de 1988.
 
1 Sweet Mama   
2 Nearness Of You   
3 Just A Closer Walk With Thee   
4 Kathy's Blues
5 This Bitter Earth   
6 Time After Time   
7 Night In Tunisia   
8 Jazz Heritage Boogie

Bass – Derrick Lewis
Drums – Malcolm Pinson (tracks: 2, 3, 4, 5, 6), Mike Lefebvre (2) (tracks: 1 ,7 ,8)
Guitar – Clayton Dyess
Piano – Kenny Andrews (tracks: 2, 3, 4, 5, 6), Paul English* (tracks: 1,7), Sammy Price (tracks: 8)
Tenor Saxophone – Arnett Cobb
Trumpet, Vocals – Dizzy Gillespie
Vocals – Jewell Brown


Maizal

Tierra sembrada de maíz.
 







Reflexionando.....

“Ir en bici no os hace mejores”, Emilia Landaluce en PAPEL.

http://www.elmundo.es/papel/firmas/2017/08/11/598c5516e2704e980f8b45ac.html